Ocesa

HELLO, DOLLY! es un musical que ha inscrito con letras de oro su nombre en la historia del teatro mundial. Y para una gran puesta en escena, el mejor de los elencos que estará encabezado por la siempre triunfadora Daniela Romo, quien regresa así a los escenarios teatrales, que vieron nacer su hoy prolífica y exitosísima carrera.

El inmortal personaje al que dará vida Daniela a partir de octubre próximo estará acompañado por Jesús Ochoa, quien vuelve así a este género y al teatro de los Insurgentes, en los que cosechó uno de sus éxitos más recientes.

Y evidentemente detrás de un proyecto de esta envergadura está el mejor equipo de nuestro país, lo que anticipa la calidad y la fastuosidad de este montaje: Tina Galindo, Claudio Carrera, Morris Gilbert y OCESA, quienes coproducirán este montaje.

Hello, Dolly!

La obra comienza en New York, año 1890, una mañana de verano cuando llega Dolly Levy en tranvía repartiendo tarjetas personales, donde se ofrecen sus servicios de “intermediaria matrimonial”.

En la estación se encuentra también Ambrosio Kemper, muy nervioso ante la posibilidad de perder el tren que lo lleve a Yonkers donde la señora Levi hará los arreglos para que se pueda casar con su novia Ermengarde.

En Yonkers, Horacio Vandergelder –dueño de una tienda de comestibles e insecticidas– ensaya con su banda, mientras su sobrina Ermengarde llora con desconsuelo porque su rígido tío no le permite casarse.

En la tienda se encuentran además los empleados del señor Vandergelder: Cornelius Hackl y Barnaby Tucker, quienes sufren también el constante maltrato de Horacio.

Cuando Dolly llega, trata de convencerlo de que su prometida, la sombrerera Irene Molloy es en realidad un mal partido, proponiéndole presentarle en su lugar a Ernestina Plata, apellido que sin duda atraerá al avaro Vandergelder.

Cornelius y Barnaby cansados de los maltratos partirán en secreto a New York, donde citados por Dolly irán a la sombrerería de la viuda Irene Molloy.

Tanto la sombrerera como su empleada Minnie, añoran la compañía de un hombre con quien vivir experiencias emocionantes; por lo que entre ellos surgirá una especial atracción y deslumbramiento.

En ese momento entrará Vandergelder, quien ante la sospecha de ser engañado, decidirá no formalizar con Irene. Sus empleados, con temor de ser descubiertos, se esconderán bajo la protección de Dolly.

Ya en el restaurante Jardines Armonía, todos se reunirán tal como Dolly lo ha planeado: Cornelius e Irene; Barnaby y Minnie; Ambrosio y Ermengarde, que participarán de un concurso de baile. Horacio y Ernestina, amiga de Dolly, que con su actitud incomodará a Vandergelder y de éste modo le dejará su lugar a la casamentera.

Al arribar Dolly al lujoso restaurante será calurosamente recibida por el personal que allí trabaja, pues ella no concurría a ese sitio desde que quedó viuda. Ahí, cuando Horacio, ahora acompañado por Dolly, advierta la presencia de su sobrina y sus empleados, se armará un gran revuelo, en el que tendrá que intervenir hasta la policía.

Luego del incidente, y ya de regreso en Yonkers, Horacio ahora sin empleados y sin sobrina añorará a quien es sin duda la mujer de su vida, Dolly...

Boletos

Mapa

Galería